Arisman Webs - Diseño Web

Estamos cargando la página
sólo será un monento.

Soluciones web para empresas
13 Jul 2015 Marketing Online

¿Por qué invertir en marketing online?

Esta es una pregunta que se vienen realizando grandes, medianas y pequeñas empresa, entidades gubernamentales e intermedias que comienzan a entender el impacto de los medios digitales en la vida de las personas.

Por el año 1885, el pionero en publicidad John Wanamaker, pronunció una frase que escenifica el dilema al que nos enfrentamos a la hora de invertir en publicidad para comunicar nuestro mensaje:

“La mitad de mi inversión en publicidad se desperdicia, el problema es que no sé qué mitad”

Aunque parezca extraño, más de cien años después nos seguimos haciendo la misma pregunta y  generalmente nos conformamos con los que nos dicen aquellos que intentan vendernos un espacio publicitario.

Con esto nos referimos a que es muy complejo cuantificar cuantas conversiones obtenemos si colocamos un cartelón gigante en medio de una autopista o ponemos un pequeño spot de unos segundo en el prime time de una cadena de máxima audiencia.


Una nueva era, la misma pregunta

Cuando empezaron a desarrollarse opciones de inversión en medios digitales la pregunta formulada ante la propuesta de publicidad tradicional volvía a aparecer. Y es justo aquí donde radicó el principal valor de este nuevo espacio, ya que a diferencia de otros medios, la pauta digital se puede medir, analizar y optimizar en tiempo real.

Aunque es una tarea compleja conocer exactamente cuál es el retorno de inversión, como explicamos en nuestro artículo inversión en redes sociales, ROI, si tenemos los conocimientos necesarios y las herramientas adecuadas, en esta nueva era, se acabó el tener que esperar a estudios de mercado, ver el tiraje diario, controlar cuantas revistas se vendieron o mirar las plantillas de rating para saber cómo funcionó nuestra propuesta. Con la publicidad digital incluso podemos lanzar diferentes opciones y saber cuál ha tenido mayor impacto sin tener que tirar centenares de carteles o folletos a la basura.


Seis indicadores clave

Tenemos al menos seis características que determinan la efectividad de comunicar nuestro producto en nuestras campañas de marketing online, especialmente en redes sociales o buscadores.

  • Rentabilidad: La inversión en marketing online es mucho más económica que en medios tradicionales.
  • Gestión: Con solo un clic podemos eliminar anuncios que nos estén dando baja rentabilidad y centrar nuestra inversión en los que mejor funcionan.
  • Segmentación: Tenemos la capacidad de conseguir que nuestros anuncios lleguen exclusivamente al mercado al cual  dirigimos nuestro producto.
  • Optimización: Podemos probar una infinita cantidad de formatos, texto e imágenes para probar cual tiene mejor alcance.
  • Alcance: La posibilidad de hacer llegar nuestro mensaje a cualquier rincón del mundo en unos pocos clics.
  • Sociabilidad: Los anuncios en redes sociales cuentan con el componente social que tanto influye en las personas a la hora de tomar decisiones y la capacidad de poder convertir una campaña en un mensaje vírico haciendo que las personas sean las que nos realizan el trabajo publicitario.

 

La hora de la verdad

Una vez que entendemos cuales son las cualidades del marketing online seguramente nos preguntaremos: ¿Cuáles son los beneficios de nuestra inversión?

La respuesta es sencilla: ser parte de la vida de los clientes, el 85% de los internautas de 18 a 55 años en nuestro país utiliza las redes sociales, lo que representa más de 18 millones de personas. Además disponemos de una audiencia de 24 horas aprovechando todos los dispositivos que tenemos a nuestro alcance, desde los ordenadores convencionales y portátiles, hasta los dispositivos móviles cuya usabilidad aumenta cada día.

También podemos conocer mejor el mercado y sus preferencias, una valiosa información que viene de la mano de muchas plataformas como Google o Facebook. La capacidad de llegar al público deseado en el momento deseado es, sin duda, una de los mejores beneficios que obtenemos si conocemos bien cuáles son nuestros clientes potenciales.